lunes, 30 de agosto de 2010

MAURO PICOTTO/ PEPSI MUSIC 2008: MÖTLEY CRÜE - STONE TEMPLE PILOTS


FECHA DE PUBLICACIÓN: 24/10/08



Mi aventura comenzó la noche del viernes 10 de octubre de 2008, en el Teatro Roxy de Buenos Aires, donde se presentó el Dj italiano: Mauro Picotto.

Mientras esperaba en la fila del guardarropa para dejar un pulóver, un sujeto me preguntó:



SUJETO: ¿No sabés donde puedo conseguir pastillas por acá? ¿Vos no tenés para vender? ¿No consumís?



ANDY: No. Tengo cocaína para mí nada más. No me gustan las pastillas.



Luego de tomar un trago en la barra, bailé un rato en la pista y después me fui al baño. Me metí en un individual, de esos sin techo. Cerré la puerta y corrí una chavela que trababa la misma. Cuando estoy por sacar el gramo de merca que tenía en mi bolsillo, veo una cabeza asomándose por arriba, de un tipo que estaba parado en el inodoro del individual de al lado, violando mi privacidad. Al ser descubierto, desapareció. No le dí demasiada importancia. Entonces ahí si, accedí a abrir mi bolsita, que estaba recién fresquita, y a aspirar unos lineazos de cocaína con la punta de una tarjeta de débito. Cuando termino y estoy por salir del baño, un tipo con campera de cuero negra, vestido de civil, se para frente a mí, me muestra su credencial de policía y me pide los documentos. Por consiguiente, me lleva hasta el individual, nuevamente, baja la tapa del inodoro y me ordena colocar todas mis pertenencias sobre la misma. Puse todo menos el gramo. Me preguntó si portaba drogas y le contesté que no, entonces, procedió a revisarme y encontró la bolsita.

“¡Ahora te voy a llevar detenido por chamuyero!” me dijo, a la vez que se guardó mi gramo. Otro sujeto me acompaña hasta la puerta de salida del boliche. Cuando salgo, no vi ningún patrullero, ni siquiera un solo policía, en la calle, esperándome, así que crucé una cuadra corriendo, paré un taxi y me fui a Terminal Retiro a pasar la noche.

Estaba tan paranoico que veía un solo uniformado y me desesperaba. Encima dormí tan mal, con frío (no pude retirar el pulóver del guardarropa) y casi ni pude dormir en esas butacas de espera. Me extrañó que no me detuvieran y me largaran como si nada. Seguramente, la persona que me preguntó en el boliche, de la nada, si tenía pastillas para vender, debe haber sido el mismo que me delató. Sumado al cana que violó mi privacidad, el cual, para mí, debe ser un “tongo” del lugar. Me hicieron una cama y caí como un boludo.

A la mañana siguiente, llegó Leonardo, un amigo, desde Rosario, quién había coordinado conmigo para ir a ver a Mötley Crüe. Cuando le conté lo sucedido no lo podía creer. Y al salir de Terminal, se prende un porro en plena vía pública y le digo: “No seas boludo. No fumes acá. Acabo de zafar de un quilombo y me querés meter en otro”.

Juntos, fuimos hasta el Club Ciudad de Buenos Aires a realizar la temprana espera para el Día 9 del Pepsi Music 2008.



DIA 9 (Sábado 11 de Octubre): Mad, D-Mente, Nativo, Viticus, Horcas, Rata Blanca y Motley Crüe.



D-Mente, la banda de Andrés Gimenez (Ex A.N.I.M.A.L.), abrió el escenario Pepsi y nos sorprendió con un cover de los Ramones “I Believe in miracles”. Seguido por la llegada de Viticus presentando varios tracks de su último disco, incluyendo clásicos de Riff: "Gran río" y "Mucho por hacer".

Heavy metal, carajo!": el grito de guerra, de de Walter Meza (vocalista de Horcas) que no tenía nada que ver la música que hacen con la fecha y esta bueno contar no solamente lo que pasa arriba del escenario sino también lo que sucede abajo, porque esto casi ningún periodista lo hace y les cuento que había un resentido, borracho, entre el público, que se la pasaba gritando: “¡Walter, la concha de tu madre, cumbiero de mierda!. Vos le hacés el aguante a la cumbia. ¡Andá a presentar a Pocho, la pantera, hijo de puta!… ¡Hasta Pocho, la pantera se la aguanta más que vos, careta!”. Así durante cinco minutos, sucesivamente, impidiéndonos apreciar el show. Hasta que una gorda se dio vuelta, le pegó tamaña trompada en la cara que no volvió a molestar más.

Nosotros nos preguntábamos: ¿este pibe, que la juega de fundamentalista, sabe que viene a ver a Motley Crüe?



Después de Rata Blanca, empezó a llover (motivo, por el cuial, no pude tomar fotos de ese día). Había un personal obeso acomodando el escenario y el público cantaba: “Olelé... Olalá, si no ponen a Motley, el gordo va a cobrar”, como también: “Gordo, con una pierna tuya hacemos un asado”. Otro dijo “Che, esto está mal organizado ¿Cómo va a llover?”.

Después de tanta espera, aparecieron los Motley Crüe, con sus éxitos: “Kickstart my heart”, "Same Ol’ Situation", "Louder Than Hell", "Girls, Girls, Girls", "Dr. Feelgood", “Home sweet home”, entre muchos otros.

Vince Neil agitando en todo el escenario con un micrófono adornado de brillantes, Tommy, descontrolado, semi desnudo y bañándose con la lluvia, jugando con su batería, Mick Mars con su guitarra y galera (me extrañó que no haya cambiado su guitarra en todo el concierto) y Nikki Sixx, de un lado hacia otro, con su bajo mojado. Realmente otro de mis sueños concretados, como lo fue ver a esta banda tan importante en mi adolescencia. Una banda icono del hard rock. Me acuerdo que cuando tenía 14 años, me había robado un cd de este grupo, en una disquería en Rosario. Era pendejo. Después de me vino tanta culpa que fui hasta la disquería y le ofrecí plata a un cuida coches que estaba enfrente para que fuese el mismo y devolviera el cd. Creo que eso fue una de las peores cosas que hice en la vida, más allá de la picardía.

Volviendo al tema, se criticó mucho a la banda cuando sacaron una bandera de Argentina. Tommy dijo: "Esta es la mejor ciudad donde tocamos" frente a 20 mil personas.



DIA 8 (Miércoles 15 de Octubre): Ojas, Súper Ratones, Carca, Infierno 18, Cadena Perpetua, Cabezones y Stone Temple Pilots.



La verdad que mucho no conocía los temas de Stone Temple Pilots. Fui por curiosidad. En "Lounge Fly" combinaron grunge, country y blues por partes iguales; "Crackerman" y tres hits al hilo ("Creep", "Plush" y "Interstate Love Song"). Luego la aparición de Weiland disfrazado de gaucho, y 20 mil personas aplaudiéndolo. El sonido estuvo bien y la puesta en escena de la banda también, pero, a pesar de todo, el recital no cubrió mis expectativas. Me aburrí mucho.

Saludos y recuerda: Ser grasa no es escuchar Rock… Ser grasa es romper las pelotas a gente que quiere divertirse y no molesta a nadie.



Andrés Belguich

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada